Las insaciables ganas de gol reparten puntos en Oviedo en un encuentro de locura

Puntos repartidos entre el Real Oviedo y el Real Zaragoza. El partido, cargado de intensidad y emociones, dejó un 3-3 en el marcador al que no acostumbra el equipo maño, falto de gol durante toda la temporada. Deja así un mejor sabor de boca, frente a las últimas jornadas. Aunque lo cierto, es que merecieron ambos ganar, defendiendo la camiseta y con oportunidades en cada minuto del encuentro . 

El Real Zaragoza llegaba a Oviedo con el objetivo de defender el escudo, la  responsabilidad que tanto se les había achacado las últimas jornadas. Sin nada que jugarse en lo que respecta a clasificación trás asegurarse esta misma semana la plaza en la categoría. El Real Oviedo por su parte veía la oportunidad perfecta para consolidarse como equipo de playoffs. Con este resultado mantiene su posición en quinta plaza, pero sin asegurarse el puesto, junto a los ya consolidados Valladolid, y trás el empate,  Tenerife. 

El partido estuvo movido desde los primeros compases. Cumpliendo con la maldición del ex, Borja Bastón inauguró el partido con un tanto de penalti. Perdonaría eso  sí,  un segundo penalti en la segunda mitad salvado por el guardameta, Cristian Alvarez. El Real Zaragoza, aprovechaba un fallo en la defensa de los locales para encajar el 1-1 en el minuto 17 gracias a la acción del máximo goleador del encuentro, Sergio Bermejo. 

Tan solo 3 minutos después Jair sería pondría por delante a los zaragozanos en el marcador, aunque por poco tiempo, un balón lateral del Oviedo ponía el 2-2 y desataba la locura ante el sorprendente despliegue ofensivo de ambos. Lejos de mantener tranquilo el marcador, antes del descanso llegaron nuevas ocasiones y más goles, el Zaragoza se iba con ventaja al descanso gracias a la pegada imparable de Bermejo. 

Tras el descanso, a tres minutos solo del comienzo del partido y  con un golpeo muy similar al de Bermejo, Gaston Brugman ponía el tercero definitivo del encuentro. Aunque, ambos equipos, insaciables, siguieron buscando portería hasta el último instante del partido. Sabin Merino tuvo la oportunidad de llevarse a casa los tres puntos, en una jugada en el último segundo incluso revisada por el VAR. Así se cerró el encuentro con un buen sabor de boca, pero sin saciar las ansias de ganar palpables desde el minuto uno.

 

17 de mayo, 2022|Deportes, Real Zaragoza|
Abrir chat
¿Hablamos?
¿Hablamos?