Jorge Mas, nuevo presidente del Real Zaragoza: “Estoy muy ilusionado, la prioridad es el ascenso a Primera”

Jorge Mas, el nuevo presidente del Real Zaragoza, se presentó este martes en sociedad y aprovechó su primera visita a la ciudad para firmar definitivamente la compra del paquete mayoritario de acciones de la familia Alierta y el de Carlos Iribarren. En sus primeras declaraciones públicas recalcó que el objetivo es devolver al equipo a Primera División y que para ello “no van a escatimar en recursos” siempre “potenciando el valor de la cantera”.

En una jornada maratoniana, arrancando a las 9:00 en el edificio Pignatelli y finalizando pasadas las 18:00 en La Romareda, el nuevo presidente y el que va a ser la cabeza visible del Real Zaragoza se presentó ante las principales instituciones gubernamentales del lugar: DGA y Ayuntamiento de Zaragoza. Allí, recibido por Javier Lambán y Jorge Azón respectivamente, el empresario cubanoamericano mantuvo un primer encuentro protocolario para presentarse y poner en común unas primeras ideas sobre el nuevo proyecto que tienen entre manos con el club. Temas como la nueva Romareda o la “ilusión” por el futuro de la institución fueron recurrentes, tanto en la DGA como en el consistorio zaragozano. De hecho, Jorge Azcón recalcaba que era importante “escuchar de la propia boca” de los nuevos propietarios que están dispuestos a participar económicamente en la construcción de un nuevo estadio. “Además, me han asegurado que van a respetar la decisión que tome la ciudad y el zaragocismo en referencia a la ubicación del campo”, añadía el alcalde de Zaragoza.

Tras esos dos primeros actos institucionales, Jorge Mas, acompañado de su mujer e hija, Juan Forcén, Raúl Sanllehí y Gustavo Serpa -nuevo Consejero del club-, aprovechó un hueco en su apretadísima agenda para visitar la basílica del Pilar y hacerle una primera ofrenda a la virgen. Posteriormente, y prácticamente a la carrera, la comitiva liderada por Mas visitó la Ciudad Deportiva para saludar al cuerpo técnico -Director Deportivo incluido- y la plantilla. Un encuentro donde Jorge Mas, según informó el club, quiso agradecer el compromiso y la entrega del vestuario en la presente temporada.

Y desde las instalaciones próximas a la A-23 al centro de la ciudad. Llegaba a mitad de mañana una cita -la más- importante de la jornada: la firma de la compraventa ante notario. En el despacho de abogados encargado de asesorar jurídicamente al Real Zaragoza, Cuatrecasas, aguardaba una imagen potente, la de aquel que se va para dejar paso al que llega. Todo el entorno Alierta, menos el propio César Alierta, aguardaba la llegada de Jorge Mas y Gustavo Serpa para firmar el traspaso de ese paquete mayoritario -51%- de las acciones ante el notario Juan Antonio Yuste. Posteriormente se sumó también a esa firma Carlos Iribarren que, tras deshacerse de su 13%, da ya definitivamente un paso al lado y se desentiende al completo del club. Una firma, la del paquete de los Alierta + Iribarren, que se extendió más de tres horas. Algo que hizo que a partir de ahí, la ya condensada agenda de Mas se apretara todavía más.

Ese retraso en la notaría hizo que el club tuviera que modificar los planes previstos y lo que en principio iba a ser una rueda de prensa se convirtió en una comparecencia rápida a pie de campo tras las habituales fotografías de presentación en La Romareda. En esa improvisada atención a los medios de comunicación Jorge Mas explicó someramente las líneas maestras del proyecto y la “ilusión” con la que aterrizaban en un club histórico. “El ascenso es una prioridad para nuestro grupo, pero hemos de ir paso a paso, aunque sí que es cierto que somos ambiciosos y por nosotros no va a ser, no vamos a escatimar en recursos”, afirmaba Jorge Mas cuestionado por el objetivo del proyecto. Preguntado también por materia deportiva añadía que la idea es “confiar y potenciar” a los chicos de la academia (cantera) y tratar de darles oportunidades en el primer equipo, más allá de la evidente necesidad de resultados y de “mejorar la situación fiscal” del club, la cual quieren sanear. Por último, Mas era rotundo al ser cuestionado por los múltiples clubes internacionales que su grupo va a controlar ahora: “Sin duda el Real Zaragoza es el que más historia y peso tiene, el ascenso es la prioridad del grupo, este club es una joya y tiene que volver a jugar partidos al máximo nivel, incluso en Europa”.

Con esa última comparecencia, Jorge Mas cerraba su particular tour de presentación por la ciudad. De vuelta a Madrid aún sacó un último hueco en su agenda para cenar en la capital de España con Javier Tebas, presidente de LaLiga, para presentarle de cerca el proyecto que ayer iniciaron en el Real Zaragoza.

24 de mayo, 2022|Deportes|
Abrir chat
¿Hablamos?
¿Hablamos?