Tres puntos de oro en La Romareda

El Real Zaragoza logró una victoria fundamental ante el Mirandés en La Romareda. Un solitario tanto del central francés Peybernes sirvió para alargar la buena racha de los blanquillos como locales y para distanciarse tres puntos de la zona de peligro de la clasificación.

El encuentro comenzó de la mejor manera posible para el conjunto zaragocista. Un córner botado por el talentoso Sergio Bermejo era empujado al fondo de las mallas por Peybernes. El central francés remataba con las abdominales lo que supondría el único tanto del partido. A partir de ahí, los de JIM regalaron el balón al equipo visitante y crearon ocasiones de peligro al contraataque. Zapater estaba a punto de lograr el segundo tanto, pero su disparo era parado por Lizoain con la cara.

En la segunda parte, el conjunto blanquillo tenía la oportunidad de incrementar la ventaja desde el punto fatídico. Un disparo de Chavarría impactaba en la mano de un rival y el colegiado, tras revisarlo en el VAR, señalaba penalti. Álex Alegría sería el encargado de intentar transformar la pena máxima, con la mala fortuna que su disparo se encontraba con el larguero. El Real Zaragoza perdonaría un par de ocasiones más, teniendo que sufrir en los minutos finales pero consiguiendo un triunfo vital.

Los de JIM han sabido interpretar el partido, jugando al contraataque, con un 31 % de posesión y teniendo varias ocasiones de gol, aunque se ha sufrido más de lo necesario por no estar acertados. Aún así, tres puntos de oro que sirven para meter tres unidades de distancia con el descenso, de cara al próximo duelo fundamental ante el Logroñés.

 

23 de marzo, 2021|Deportes, Real Zaragoza|
Abrir chat
¿Hablamos?
¿Hablamos?