Un Zaragoza solvente vence al Deportivo al calor de su afición

El ambiente en los aledaños de La Romareda hacía presagiar que estábamos ante una gran tarde de fútbol. Y así fue. El Real Zaragoza saltó al verde con las ideas muy claras y con la ambición de un equipo grande que lucha por volver a la máxima categoría del fútbol español. Poco tardó en llegar el alboroto a una grada abarrotada por más de 28.000 personas. Eguaras, tras un córner sacado en corto, recortó al borde del área de Dani Giménez y sacó un derechazo que, tras tocar en un defensa deportivista, perforaría la red visitante. Pocos minutos después, el Deportivo, que llegaba a la capital con una racha de ocho partidos sin conocer la derrota, logró poner las tablas en el marcador gracias a un excelente centro de Aketxe que acabaría con un remate de cabeza excepcional de Mollejo.

Pasada la media hora de juego, un nuevo córner mal defendido por el Deportivo, propició el segundo tanto zaragocista. El balón teledirigido de Eguaras fue a parar a la cabeza del Pichu Atienza que con un extraordinario remate pondría de nuevo por delante al Real Zaragoza. Parecía que la máxima de esta temporada se cumpliría una vez más, pues el conjunto blanquillo siempre ha ganado cuando se ha puesto por delante en el marcador. Ya en el segundo acto, Luis Suárez -que hasta el momento no había tenido gran protagonismo-, se fabricaría una jugada en velocidad para poner el tercero en La Romareda y cerrar el partido. Una vez más, el delantero colombiano demostró su valía y es que, a pesar de no estar al cien por cien, anotó “su gol de todos los días”.

A un punto del líder

En definitiva, una victoria vital para sumar siete puntos de nueve posibles en esta larga semana de tres partidos. Un partido para demostrar que el Real Zaragoza pasa por el mejor momento de la temporada y que sirve para poner el aliento en el cogote al líder, el Cádiz.

Adrián Mora Murillo.

 

Toda la información del Real Zaragoza, en www.radiomarcazaragoza.es.

24 de febrero, 2020|Deportes, Real Zaragoza|