Lección de supervivencia

Ayer en el Pabellón Principe Felipe se vivió una clase especial de supervivencia de Casademont Zaragoza contra los italianos del Brindisi (96-93). Al final llegó la victoria, la tercera en casa y la cuarta y en la Basketball Champions League. Victoria importante para acercarse aun más a la siguiente fase. Fue un duelo vibrante resuelto solamente en la segunda prorroga. El baloncesto tiene ese tinte de épica que ayer se pudo confirmar. Una lección de supervivencia.

 

Y eso que muchas veces los aficionados habrá pensado “ahora ya lo tenemos ganado” pero los italianos siempre volvían, ofrecieron un baloncesto físico, gris, muy americano pero eficiente y cada vez que veían que Casademont se escapaba ellos volvían a acercarse y a empatar. Fueron dos prorrogas, un partido infinito pero al final se lo llevó el conjunto de Porfirio Fisac. Se le escapó al equipo la victoria en el último cuarto y los 12 puntos que hicieron lo demuestra, se le escapó en la primera prorroga (y casi se lo llevan los italianos…) y también en el segundo cuarto tuvieron que lucharlo hasta al final.

Uno de los hombres del partido, en lo bueno y en lo malo, fue Dylan Ennis. Al final del partido llevaba 5 puntos, un tiro anotado de 12 intentos. Pero luego el canadiense decidió ganar el partido el solo. Se echó el equipo a la espalda, acogió la responsabilidad con buen gusto con su carisma excepcional y con sus 15 puntos guió sus compañeros hacia la victoria. Su explosividad en algunas canastas hizo explotar el Principe Felipe.

Los italianos plantearon un partido físico (como muchos equipos de la BCL…), muy centrado en las individualidades, un plan que al conjunto de Fisac no le iba bien. Tampoco ayudaron mucho los árbitros, permisivos y duros a la vez. En el segundo cuarto los rojillos salieron con vida (41-37) y en el tercero parecía que Casademont se iba a llevar el partido con comodidad. Pero el último cuarto fue catastrófico, se vinieron arriba los italianos y Zanelli se inventó un canastòn para mandar el duelo en la primera prorroga.

En las prórrogas Ennis decidió llevarse el partido a casa. Se inventó dos triples increíbles y dos penetraciones sensacionales que hicieron levantar la grada del Pabellón para liderar la rebelión aragonesa. Pero Brindisi no se daba por ganados y Stone, que hizo un partido bárbaro (38 de valoración) se sacó de la chistera dos triples para dejar el duelo a uno. Lo pudo matar San Miguel tras una antideportiva, pero falló los dos libres (hay que entrenar más estos tiros…), al contrario que Ennis, que lo sentenció y dejó el triunfo en casa. La supervivencia de los hombres de Fisac.

Cuarta victoria en la BCL y pase a la siguiente fase más cerca! Casademont Zaragoza vuelve a jugar este domingo a las 12:30 frente al Estudiantes!

Todas las noticias del Casademont Zaragoza en http://www.radiomarcazaragoza.es

5 de diciembre, 2019|Deportes|