El Ayuntamiento de Zaragoza reformará las calles Sixto Celorrio y Ricla

El Ayuntamiento de Zaragoza sigue en marcha con la Operación Calles, una iniciativa que pretende renovar de forma integral importantes vías de la ciudad. A las calles San Miguel, Félix Latassa, Cuarte, Reina Fabiola y Avenida Navarra se suman las calles Sixto Celorrio y Ricla. Estas vías ganarán espacio para el peatón y mejorarán su accesibilidad.

La reforma de la calle Sixto Celorrio tendrá un coste de 970 mil euros. Todo ello incluirá el ampliamiento de la acera y el estrechamiento de la calzada para intentar reducir la velocidad y aumentar la seguridad de la calle. Además, se eliminará una zona de aparcamiento y el alumbrado público se renovará para evitar la “luz intrusa” que ahora se cuela en las fachadas.

La calle Ricla, por su parte, nivelará por completo la calzada con la acera y será una calle con prioridad peatonal. El acceso será acotado y, al igual que en Sixto Celorrio, el aparcamiento queda reducido a la mitad. Ahora, la calle cuenta con un pavimento muy deteriorado y no cumple con la normativa en caso de incendios ya que la medida de la calle no es la obligatoria.

Todas las reformas han sido pactadas con las juntas de vecinos de ambas calles y se ha tenido en cuenta las necesidades. Durarán al rededor de seis meses y tendrán un coste total de 1,4 millones. El Ayuntamiento de Zaragoza pretende hacer las calles más amplias y con un tráfico más ligero.

22 de septiembre, 2021|Actualidad|
Abrir chat
¿Hablamos?
¿Hablamos?