Para siempre Zapater

El capitán del Real Zaragoza, Alberto Zapater, ha firmado este martes el contrato que le une por cinco temporadas más con el club blanquillo. Una vinculación que durará mientras el ejeano quiera y pueda, asegurando que se siente un privilegiado por vestir la camiseta maña. Entre ceja y ceja, ascender a Primera.

El Real Zaragoza hacía este pasado fin de semana el anuncio oficial más esperado, probablemente, de la temporada. Su capitán y emblema indiscutible, Alberto Zapater, sellaba la renovación de su contrato hasta el año 2023. O, dicho en otras palabras, para siempre. El ejeano liga así su carrera deportiva de por vida al club de su corazón, al que regresó hace dos veranos en un ejercicio de superación y sentimiento y en el que se siente, como no podía ser de otra manera, como en casa.

Zapater debutaba allá por el año 2004 con el Real Zaragoza en la Supercopa de España ante el Valencia, en lo que supuso el último título sumado a las vitrinas blanquillas. Un joven centrocampista, que daba el salto directamente desde el juvenil al primer equipo de la mano de Víctor Muñoz, y que pronto se hizo un hueco enorme en el corazón de un zaragocismo que se aferró a él como la vuelta de un referente de la afición en el césped. “El Zaragoza será lo que quiera su afición”, decía entre lágrimas en su despedida.

Tras un largo periplo por Italia, Portugal y Rusia, viviendo un auténtico calvario en este último caso, parecía que su retirada del fútbol profesional andaba más cercana que nunca por problemas físicos que le impedían incluso atarse las botas con normalidad. Pero su tesón y la inestimable profesionalidad de Andrés Ubieto sirvieron para que Zapater pisara de nuevo los terrenos de juego, completando una temporada buena en lo personal. Y también para que se haya producido esta esperada renovación.

El acto oficial ha tenido lugar este martes en el Estadio Municipal de La Romareda, donde el capitán ha estado acompañado por el presidente de la entidad, Christian Lapetra. Allí, el 21 zaragocista ha asegurado que al igual que se le metió en la cabeza el regresar al conjunto aragonés, ahora su “cabezonería” pasa por “devolver a este club donde se merece, que no sé cuándo será pero será tarde o temprano”.

En cuanto a la extensión de su contrato, ha admitido que no sabe los años que seguirá jugando al fútbol pero sí ha manifestado que serán “sinceros los unos con los otros y cuando el tractor no dé para más…”, añadiendo que ahora mismo sigue “con la misma ilusión, de disfrutar día a día de llevar esta camiseta” porque es lo que le “hace feliz”.

Además, el ejeano, emocionado al recordar a su padre y acompañado de su familia en el acto, ha valorado que se siente “un privilegiado”, además del “orgullo” de estar en Zaragoza. Por último, ha concluido reconociendo que intenta que los jóvenes canteranos vean que “sirve el día a día, no lo que hiciste la semana pasada”. Palabra de capitán.

Escúchanos en directo:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies