Raí pone la única sonrisa

La única noticia positiva que dejaba el partido del Real Zaragoza ante el Sevilla Atlético fue el debut en competición oficial de Raí Nascimento con el primer equipo. El canterano sustituía a Rolf Feltscher en el minuto 72 y tuvo tiempo para enviar una bonita vaselina al larguero. El brasileño ve cumplido así su sueño.

El partido que disputaba el Real Zaragoza ante el Sevilla Atlético puede pasar a la historia por varios motivos, la mayoría negativos. Perder en La Romareda, ante un filial, el día del 85 cumpleaños del club y frente a un equipo que disputó sus últimos minutos con un jugador de campo defendiendo la portería. También la destitución de otro entrenador, como es el caso de Raúl Agné. Pero existe una razón para esbozar cierta sonrisa.

Corría el minuto 72 de partido cuando el hasta ahora segundo entrenador del Real Zaragoza daba entrada en el terreno de juego a la más firme promesa de la cantera zaragocista. Raí Nascimento sustituía a Rolf Feltscher con 0-1 en el electrónico, dándole la responsabilidad de revolucionar un ataque que chocaba una y otra vez contra la zaga visitante.

A Raí le daría tiempo de protagonizar varias jugadas ofensivas, entre ellas una parábola en forma de vaselina que se estrellaba en el larguero de la meta resguardada por Ondoa. Una acción que podía haber desnivelado la balanza del lado blanquillo, teniendo en cuenta que minutos antes había llegado el empate por medio de Edu García, tras resolver con contundencia un libre indirecto dentro del área.

Finaliza así un largo y complicado periplo en el que Raí no ha podido debutar por varios motivos con el primer equipo zaragocista. Cabe recordar que el brasileño no era inscrito hasta el mercado invernal y que, posteriormente, sí había tenido minutos con el Deportivo Aragón. Escasos eso sí, teniendo en cuenta que alternó convocatorias con el primer equipo, que no se traducían en su salida al campo, con una sanción de cuatro encuentros.