Oportunidad de primera

La Segunda División impredecible. Tratar de adivinar resultados con antelación y observando la clasificación de los equipos es una verdadera quimera. Y ha vuelto a quedar demostrado una jornada más: el último clasificado, y ya descendido, le vencía por méritos propios al segundo, el cual se jugaba gran parte de su ascenso directo en dicho encuentro. Casi nada.

Esta derrota de la que hablamos, hace referencia al partido que el Racing de Santander venció ayer por un gol a cero frente a la SD Huesca. Un resultado que condiciona y de qué manera el encuentro que tendrá esta noche el Real Zaragoza en el Estadio Municipal de La Romareda frente al Real Oviedo. Y es que, los de Víctor Fernández vuelven a tener en su mano el ascenso directo ya que ahora pasan de nuevo a depender de sí mismo. Las cuentas son claras: si los maños ganan los tres partidos que quedan -Oviedo, Albacete y Ponferradina- el año que viene competirán en la máxima categoría. Así de simple, pero a la vez así de complicado.

Es cierto que el Real Zaragoza no atraviesa su mejor momento y que solo ha sumado uno de los últimos doce, pero la posibilidad de ponerse segundo a falta de dos jornadas y, como decíamos algunas líneas atrás, depender únicamente de ti para ascender, puede -y debe- suponer un refuerzo moral extraordinario para afrontar el partido de hoy con las máximas garantías posibles.

Al otro lado estará un rival, el Real Oviedo, muy necesitado de puntos ya que se encuentra tan solo dos por encima del descenso. Y es que los Carbayones también estarán pendientes de la jornada, puesto que horas antes juegan Lugo y Numancia, ambos rivales directos de los asturianos en la pugna por no perder la categoría. Un Oviedo que, por cierto, llega en mejor forma que los locales, o al menos eso dicen los números: seis puntos de los últimos doce con una importante victoria en la jornada pasada por 2-1 frente a Las Palmas.

Y es que si decimos que la Segunda división es la más absoluta de las locuras es porque hay razones para ello. La situación particular del Real Zaragoza esta jornada así lo demuestra. Los blanquillos, en caso de victoria, alcanzarían la segunda plaza, pero si pierden, y en función de otros resultados, podrían acabar la fecha en cuarta o incluso quinta posición, lo que sería un duro mazazo para el equipo y la afición. Todo esto viene habilitado por la derrota del Huesca, la cual ha hecho que a la fiesta del ascenso directo se puedan sumar el Almería y el Girona, con 60 y 59 puntos respectivamente.

Los onces

Últimamente se ha convertido en ardua tarea el adivinarle una alineación titular a Víctor Fernández, pero todo hace indicar que la defensa será la misma que la de las últimas jornadas, al igual que la zona de ataque con Puado y Suárez. Los cambios pueden aparecer en la zona ancha del centro del campo, con algunos obligados como el de Soro por acumulación de tarjetas y otros por el desgaste acumulado. En ese aspecto hay que tener en cuenta la incógnita de una nueva comparecencia de Alberto Zapater o no.

El ‘Cuco’ Ziganda, técnico del Oviedo, recuperará un activo importante en el aspecto ofensivo como es Saúl Berjón. A La Romareda regresan también Simone Grippo, el central suizo que, recordemos, abandonara el Zaragoza en el mercado de invierno, y Alfredo Ortuño, exzaragocista que en estos momentos es el máximo artillero de los Carbayones con 13 dianas.

12 de julio, 2020|Deportes, Real Zaragoza|