Objetivos cumplidos

Porfirio Fisac tenia dos grandes objetivos para el partido del pasado sábado en Burgos, ganar y recuperar jugadores. Objetivos cumplidos. Se ganó un partido difícil donde el equipo mostró un buen baloncesto, con errores pero también con muchas ganas de seguir ganando y demostrando que este año nos vamos a divertir mucho. Se recuperaron jugadores (Barreiro y San Miguel) que venían de lesiones y de sobrecargas musculares que les habían impedido jugar los últimos partidos.

Casademont Zaragoza ganó 69-78 en el Coliseum de Burgos. Un partido que perdía de 9, después ganaba de 14 y parecía haberlo ganado pero que la expulsión de Radovic volvía a abrirlo. Una montaña rusa de emociones, como casi siempre cuando juegan los chicos de Porfirio. Seis victorias en 7 jornadas de Liga y 2 de tres en Champions. Un balance increíble para Casademont Zaragoza.

Al conjunto de Porfirio Fisac le sale todo en este primer tramo de competición y sin hombres importantes como Seibutis o Fran Vazquez está demostrando que tiene un plantilla bien construida (se habla poco de Pep Cargol…) para jugar y ganar en las dos competiciones. Fisac dijo muchas veces que la Liga es la competición que le hace vivir al equipo y la Champions hay que disfrutarla. Pues le está saliendo todo bien al entrenador segoviano.

Casi todas fueron buenas noticias para Casademont Zaragoza. Recuperó Rodrigo San Miguel para poner orden y volvió sobretodo un Barreiro imprescindible para Fisac en estos primeros meses. Parece otro jugador, o podemos decir también que el joven gallego ha pegado ese salto de calidad que se le venia pidiendo. En Burgos añadió 8 rebotes a su colección de esta temporada y metió 13 puntos (22 de valoración). Justiz y el sorprendente Hlnason pusieron la diferencia por dentro.

No fue un buen día para los tiradores, Seeley y Brussino no encontraron la confianza de otros partidos pero gracias al trabajo en la pintura Casademont Zaragoza consiguió ganar el partido en Burgos. Casademont se aplicaba en defensa y jugaba con transiciones rápidas en ataque. Brussino seguía fallando desde fuera pero asistía con inteligencia a sus compañeros, Justiz sacaba petróleo bajo el aro y el alemán Benzing iba anotando sus puntos y el San Pablo Burgos se vio 15 por debajo y sin saber qué hacer para darle la vuelta al partido. Hasta debutó en ACB Etxeguren, que viajó en lugar del lesionado Vázquez. El partido tenía ritmo, momentos brillantes y un color predominante, el rojo de los chicos de Porfirio.

San Pablo no se rindió, Peñarroya planteó una zona en el último cuarto y Casademont se atragantaba en ataque. El equipo se arriesgó porque empezó a tirar solamente desde los 6,75 y no paraba de fallar. Casi le cuesta el partido. Cuando se juega todo un partido en la pintura y ganando desde la defensa, pensar de cambiar en el último cuarto puede jugarte algún problema innecesario. A 2.30 del final Burgos estaba a 3 puntos.

Pero allí es cuando Casademont demostró que al buen baloncesto se le tiene que acompañar una buena garra. Una mezcla entre el espíritu de no rendirse de los suramericanos y la sangre fría alemana. A Robin Benzing no le importaban las estadísticas y gracias a un triple frenó el arreón de Burgos. Con los tiros libres, una buena defensa y un lanzamiento de Justiz a lo Tim Duncan consolidó su victoria el Casademont Zaragoza.

¿El equipo de Fisac sigue lanzado y con 6 victorias puede empezar a pensar en algo más, quizás la Copa? Ganar es su rutina esta temporada y lo tiene que volver a demostrarlo este miércoles. Volverán a viajar, un poquito más lejos que Burgos. Les espera Lituania y quizás la visita de Reinaldas Seibutis.

Todas las noticias del Casademont Zaragoza en http://www.radiomarcazaragoza.es

 

 

Santiago Tedeschi

4 de noviembre, 2019|Primera Categoria|