Momento de ganar

El Real Zaragoza se mide mañana en el Estadio Municipal de La Romareda (18:00, GOL) al Albacete Balompié, un rival que ha comenzado mal la temporada y que en estos momentos ocupa puestos de descenso con tan solo un gol a favor en cuatro partidos.

El encuentro viene marcado por el repentino cambio de horario a poco más de 72 horas para el partido, a consecuencia de la obligación de la Federación Española de Fútbol a LaLiga y a los clubes implicados de cambiar al domingo los partidos previstos para ese lunes 12 de octubre, día del Pilar -había programados hasta tres encuentros de LaLiga SmartBank-. Una vez más, la guerra entre RFEF y LaLiga coge al Zaragoza de por medio, esta vez con un cambio de horario en la misma semana de partido, con todas las modificaciones de preparación, entrenamientos y cargas de trabajo que ello implica.

En lo deportivo, el equipo de Rubén Baraja tiene ante sí la oportunidad de conseguir la primera victoria de la temporada sobre el campo -la reclamación por alineación indebida del Alcorcón aún no ha sido ratificada por el Comité de Competición- ante un rival que no llega bien, ni en resultados, ni en sensaciones. El Albacete, con viejos conocidos zaragocistas como Alcaraz en el banquillo o Pape Diamanka y Alfredo Ortuño sobre el campo, no ha logrado vencer en los cuatro partidos que lleva hasta el momento. Ni siquiera la anterior jornada, cuando no pasó del empate -su primer punto de la temporada- ante un Real Oviedo que jugó buena parte del encuentro con nueve jugadores sobre el verde.

El equipo de Rubén Baraja tampoco llega en una forma excelsa, pero sí que es cierto que poco a poco se va imprimiendo la idea de Rubén Baraja en la plantilla y se observa un equipo aguerrido, molesto para el rival y difícil de batir. El debe está en la meta rival, donde el Real Zaragoza tiene que aumentar su capacidad de intimidación ya que, a pesar de los dos goles frente a la UD Las Palmas, el equipo apenas dispara a puerta -apenas un disparo entre los tres palos frente a la AD Alcorcón-. Para ello, el técnico vallisoletano tendrá que hacer cambios obligados en su once titular puesto que Haris Vučkić se encuentra concentrado con la selección eslovena, Jannick Buyla está sancionado con un partido por roja directa y Carlos Vigaray sufre una lesión muscular en el isquiotibial de su pierna derecha.

Así pues, con el aliciente de ver nuevas caras sobre el campo, y con una cierta obligación de obtener los tres puntos, mañana a partir de las 18:00, Real Zaragoza – Albacete. Y como todos los encuentros del equipo maño, se podrá seguir a través de nuestras ondas, en el 87.6 de la FM y también en nuestra app.

10 de octubre, 2020|Actualidad, Real Zaragoza|