La primera final de la temporada

Esta noche en el Pabellón Principe Felipe Casademont Zaragoza tiene su primera final. Con la Copa ya en el bolsillo es el momento de dar un pase adelante en la Basketball Champions League. Vienen los turcos del Besiktas y esta noche ganar es vital. Sobretodo después de la victoria del Bonn la semana pasada en Zaragoza.

La verdad es que, hasta ahora, no se ha visto el mismo equipo en la BCL que en la Liga. Juego más lento, menos intensidad y nunca se ha tenido esa sensación de superioridad que vemos en ACB. Una de las razones pueden ser las rotaciones de Porfirio Fisac que, desde el comienzo de la temporada, advirtió que “la Liga es lo que nos da de comer”. Ahora con la Copa como objetivo conseguido es momento de pensar en Europa.

Igualmente con menos ritmo, rotaciones diferentes, menos intensidad, Casademont ha conseguido mantenerse en ese grupo de candidatos a pasar el turno. Sin embargo, salvo el partido frente al Dijon, todos los demás partidos en casa los hubiera podido perder y al final la derrota llegó la semana pasada frente a los alemanes. El margen de error se ha reducido drásticamente y es por eso que el partido de hoy se puede definir una final para los chicos de Porfirio. Las cuentas del entrenador pasan ahora por ganar todos los partidos en casa y rascar uno a domicilio, algo que no quería el entrenador segoviano.

Prohibido fallar entonces. Victoria obligada. Todas estas frases resumen el partido de hoy. Los jugadores se tienen que poner las pilas y centrar ahora su mente en la clasificación europea. Pasar el turno significaría muchas cosas para el baloncesto aragonés. En primer lugar, por supuesto, el prestigio de estar entre los mejores equipos europeos. Y en segundo lugar intentar llegar a la final seria aumentar su curriculum y la posibilidad de organizar la próxima final four en Zaragoza. Algo que ayudaría muchísimo la ciudad.

Y obviamente están las razones económicas. El premio gordo de campeón de la BCL es un millón de euros. Algo muy importante para el club en estos momentos. El grupo D es el más igualado de la BCL. Los ocho equipos están separados por dos victorias así que todo es posible en un formato en el que se clasifican los cuatro primeros.

4 victorias y 4 derrotas como Brindisi y Neptunas (Falco ganó ayer en casa del PAOK…). El Casademont puede incluso ser primero de grupo, pero no puede fallar más. A partir de esta noche y sobretodo en casa. Antes de que sea demasiado tarde es hora de volver a ganar en Europa. Sus aficionados quieren seguir sonando y llegar hasta mayo con posibilidades reales de levantar la Copa.

Todas las noticias del Casademont Zaragoza en http://www.radiomarcazaragoza.es

 

Santiago Tedeschi

18 de diciembre, 2019|Deportes|