Empate agridulce en La Romareda

Si había algún aficionado neutro en La Romareda ayer se lo tuvo que haber pasado bien. Cuando se asiste a un empate a dos, con ocasiones y errores por los dos lados eso se suele decir para aquellos que no van ni con uno ni con el otro equipo. Pero hay que preguntárselo también a los del Real Zaragoza y a los del Málaga que vieron en 5 minutos como podían perfectamente ganarlo o perderlo.

Real Zaragoza y Málaga ofrecieron a La Romareda un partido de locos con un final espectacular con dos goles y ocasiones en el descuento. Los dos pudieron ganar y perder, pero acabaron firmando un punto agridulce. El Zaragoza se mantiene invicto, aunque llevan tres empates consecutivos (Lugo, Oviedo, Málaga), mientras que los andaluces continúan en zona de descenso.

Empezó mal el partido para los hombres de Victor Fernández que, como en Oviedo, a los 3 minutos ya iban perdiendo.

En una buena combinación por la banda derecha, Ismael centró, la defensa se despistó y Sadiku cruzó a placer en el área. Nada pudo hacer Cristian. Otra vez un revés demasiado temprano para unos zaragocistas que, sin embargo, no tardaron en reaccionar. En la jugada siguiente, Papunashvili, titular hoy en lugar del enfermo Kagawa, envió el balón al palo. El georgiano estuvo muy activo en la primera parte y se vieron sus ganas de volver a poner de pie a La Romareda.

Los maños merecían el empate y con el descanso que iba a llegar apareció Luis Suárez, el pichichi. El colombiano lo había intentado sin tino hasta que llevó el delirio a las gradas. Pase al hueco perfecto de Javi Ros y el delantero se sacó un latigazo imparable.

La segunda parte no cambió nada en la posesión. El Real Zaragoza seguía siendo el dueño del partido y el Málaga buscaba la contra ganadora. Los aragoneses rondaban el área continuamente pero no estaban acertados en los últimos metros.

Dwamena probó a Munir, pero las más claras tuvieron color visitante. Primero Sadiku y después Renato tuvieron el triunfo pero los blanquillos se salvaron por centímetros. Poco después, el árbitro anuló un gol de Adrián por falta previa y el VAR mantuvo su decisión. Fueron los mejores minutos de los andaluces, pero el Real Zaragoza recuperó el pulso con una ocasión de Luis Suárez que Munir se encargó de parar.

El final era un correcalles y todavía faltaba lo mejor. En el 90 Lombán aprovechaba un fallo en la marca para adelantar a los malacitanos. Cuando todo parecía acabado, en la jugada siguiente, ya en el descuento, Guti ponía las tablas gracias a un centro medido de Álex Blanco. Y todavía pudieron ganar los maños pero Soro falló de cabeza con Munir ya derrotado. La locura terminó en empate.

Todas las noticias del Real Zaragoza en www.radiomarcazaragoza.es

 

4 de octubre, 2019|Primera Categoria|