El Leganés frena la euforia del Real Zaragoza

La lluvia acompañó a lo acontecido en La Romareda en la noche de ayer. El Real Zaragoza cayó en la trampa del Leganés, protagonizando uno de peores partidos de la presente temporada. El conjunto pepinero tuvo a su merced a los blanquillos, que impidieron lograr la cuarta victoria consecutiva. Tras un planteamiento inicial muy endeble,  donde los zaragocistas fueron sometidos al repliegue y a la pillería del rival. Asimismo, pusieron fin a una racha de trece partidos invictos. Una dinámica en la que solo han podido ganar una sola vez en su feudo. Algo de lo que era consciente Juan Ignacio Martínez: “Queremos hacerla una fortaleza. Los objetivos elevados se consiguen siendo fuertes en casa”.

“Adelantarte en el marcador influye mucho, más de la manera en la que se ha producido”, afirmaba JIM. Una vez se puso por delante el rival, el nerviosismo se apoderó del Real Zaragoza y no fue capaz de crear situaciones claras de peligro. El primer disparo a puerta de los maños llegó en el 60′ del encuentro, donde se vio un ataque sin ideas e impacientado. En parte, por una puesta en escena visitante que trastocó los planes locales: “Teníamos mucha ilusión. Veníamos de una buena dinámica, pero estábamos avisados. El Leganés es un equipo mal clasificado”. Alberto Zapater también apoyaba la postura de su entrenador: “Era un partido para no equivocarte. La desgracia del primer gol marca el partido”. Sin duda una noche para olvidar, de la que toca hacer borrón y cuenta nueva de cara al partido contra SD Amorebieta en Lezama.

23 de noviembre, 2021|Deportes, Real Zaragoza|
Abrir chat
¿Hablamos?
¿Hablamos?