Rivales de todo tipo y 18 puntos en juego para el Real Zaragoza antes del parón navideño

Cuando se habla de que el Real Zaragoza tiene que llegar vivo al parón se dice, evidentemente, haciendo referencia a que para dentro de un mes, cuando el fútbol tome descanso por Navidad, el equipo atesore entonces una cuantía de puntos suficientes que permitan soñar con una gran segunda vuelta que a su vez dé para salvar la categoría. Pero claro, esa “gran segunda vuelta” siempre vendría derivada y condicionada por el grado y la efectividad de corrección al actual plantel en el mercado invernal. 

Demasiados condicionantes para aventurarse a dilucidar qué será del equipo en esa segunda entrega de la competición cuando todavía queda algo más de un mes para la apertura de la ventana de fichajes. Lo que sí que se puede analizar de aquí a esa fecha -principios del mes de enero- es el calendario que afrontará al Real Zaragoza hasta el 19 de diciembre: seis encuentros ligueros y, en medio de ellos, la primera ronda de la Copa del Rey frente a un rival de Tercera División.

La cosa comienza fuerte en ese arreón final de 2020, con cuatro encuentros en apenas dos semanas. El primero de ellos, sin apenas tiempo de reponerse de la dolorosa derrota en Ponferrada, será este miércoles 25 en La Romareda frente al Rayo Vallecano. Seguidamente, este domingo 29 el equipo blanquillo visitará la cancha del líder de la categoría, el RCD Espanyol. Tras esos dos “transatlánticos”, como el propio Lalo Arantegui denominaba, el Real Zaragoza encadenará la semana que viene dos partidos a ‘vida o muerte’ frente a rivales llamados a pelear por no perder la categoría, que es en lo único que deben centrarse los maños ahora. Serán el Castellón, a domicilio el miércoles 2 de diciembre, y seguidamente, ese domingo 6, el Fuenlabrada en La Romareda.

Una vez fuera ya de ese carrusel de encuentros cada dos o tres días, el Zaragoza viajará hasta Gijón para medirse al Sporting el domingo 13, uno de los equipos más en forma de la categoría. Tras ese complicado envite, llegará una pausa liguera y el Real Zaragoza tendrá que activar la mentalidad copera porque en fecha intersemanal, el miércoles 16, emprenderá un largo viaje hasta Cantabria para medirse a la Gimnástica de Torrelavega. Un partido el de Primera Ronda de la Copa de S. M. El Rey que podría suponer un lastre físico y una distracción en el objetivo real del equipo, que no es otro que el de acumular puntos en la competición doméstica. Sin embargo, en esa misma línea, si el Real Zaragoza decidiera no apostar por la Copa, cayendo así en esa primera eliminatoria frente un rival de Tercera División, esto supondría un torpedo a la línea de flotación zaragocista y una pérdida de confianza en la plantilla, además de cierto ruido en el entorno del club. Y por último, ahora sí, el Real Zaragoza finalizará este aciago año 2020 el 19 de diciembre recibiendo en el Municipal al CD Lugo.

Un único objetivo para Iván

Así pues, de aquí a esa decimonovena jornada se pondrán en juego 18 puntos con rivales de todo tipo: de la parte alta, algunos que no han comenzado tan bien y, por último, otros que empezaron mal pero han remontado el vuelo y se muestran amenazantes. Y todo esto con un único objetivo que el propio técnico zaragocista reconocía en varias entrevistas a medios de la ciudad, el de llegar para entonces con 20/25 puntos en el zurrón.

23 de noviembre, 2020|Deportes|