Derrota tan lógica como preocupante

El Tecnyconta Zaragoza ni pudo ni siquiera estuvo cerca de dar la sorpresa en la capital de España ante el Real Madrid, cayendo por un contundente 93-65. El equipo no entró bien al primer cuarto, sentenciando los locales el encuentro. Cuspinera fue muy crítico de nuevo con la actitud y aptitudes de su plantilla.

Cuando viajas a Madrid para medirte al Real Madrid cuentas prácticamente con una derrota segura en la Liga Endesa. El Tecnyconta lo sabía a la perfección, pero pecó de contar con demasiados complejos como para plantar cara al menos a los hombres de Pablo Laso. Y el resultado, 93-65, no es sino un reflejo de lo que fueron los 40 minutos.

El partido no tuvo historia desde el arranque, ya que los de Jota Cuspinera salieron con los brazos abajo, a merced de un rival que apenas tardó un cuarto en decir “hasta aquí” y echarse a dormir. Algo que ejemplificaba el técnico vasco al explicar que “en el primer cuarto ha habido seis rebotes en aro propio, ellos han cogido cuatro” y uno de los capturados por sus hombres “ha sido de tiro libre”, añadiendo que “si lo que fallan lo rebotean no puedes competir absolutamente contra nadie”.

El choque se igualó en el segundo y tercer cuarto en cuanto a guarismos, pero siempre con diferencias por encima de la barrera psicológica de los diez puntos. De hecho, el Real Madrid rotaba para evitar cansancio extra, mientras que al Tecnyconta Zaragoza le costaba entender “cómo hacerles daño”, según palabras del propio Cuspinera.

Una situación que también se repetía era la incapacidad del equipo para generar faltas personales y poder anotar desde los libres. Sólo once veces se fue a la línea por 28 del rival. El entrenador volvió a acusar a los suyos de “jugar al balonmano” por momentos, incidiendo en que “jugando en la línea de 6,75 es muy difícil”.

Otro problema que genera preocupación en Cuspinera viene relacionado con la diferencia entre ambos equipos en el último cuarto, el que desembocó en la paliza final, ya que aseveró que sus hombres no eran capaces “de correr hacia atrás”, yendo más allá al afirmar con rotundidad que “la inteligencia hay que ponerla cuando el oxígeno no llega al cerebro porque estás cansado”, concluyendo que “hay que ponerla si se quiere competir contra alguien”.

Escúchanos en directo:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies