Casademont Zaragoza ya mira al futuro tras el adiós de Carlos Alocén

Últimas horas movidas en el entorno de Casademont Zaragoza. Y es que el club en tan solo 24 horas ha presentado el nuevo entrenador, Diego Ocampo, ha hecho oficial la salida de Carlos Alocén hacia el Real Madrid y, por último, ha conocido el grupo en el que estará ubicado en la nueva edición de la Basketball Champions League de cara a la temporada que viene.

Lo primero y más importante de todo siempre es conocer quién va a ser el capitán de la nave, y ese no es otro que Diego Ocampo. Un nombre que para algunos los aficionados rojillos puede sonar desconocido, pero para los más entendidos de este deporte no. Ocampo llega a Zaragoza con la etiqueta de ser un técnico que en su carrera no ha tenido dudas en apostar por el talento joven y ayudar todavía más si cabe en su progresión. Y eso es lo que busca precisamente Casademont Zaragoza. Y es que en la primera respuesta de su presentación como nuevo técnico de Casademont Zaragoza, Diego Ocampo dejó ya claro cuáles eran su propósitos en este proyecto. “Hay una identidad de club y de baloncesto basada en tres pilares fundamentales: la primera es desarrollar el talento, jugar por y para nuestro público y, por último, rendir para cumplir la exigencia marcada”, aseguró Ocampo.

Tras las preguntas pertinentes al nuevo entrenador, tomó la palabra el directo deportivo, Per Cargol, que vino a mostrar su total confianza en Diego Ocampo, disipando así cualquier duda que pudiera existir. “Para nosotros es importante mantener nuestras señas de identidad como club, que la grada se sienta identificada con lo que hay en la pista y que nuestro talento aragonés y de cantera siga creciendo y todo eso entronca a la perfección con la personalidad de Diego Ocampo como entrenador”, afirmó Cargol.

El adiós de Alocén

Perder una pieza fundamental dentro del proyecto y que aporte tanto dentro de la pista es siempre muy difícil de encajar. Pero si es un tipo como Carlos Alocén, formado en Zaragoza y referente de la llamada ‘Generación Z’, todavía se antoja más complicado. El joven base zaragozano ha puesto hoy el punto final -esperemos que en un futuro sea un punto y a parte- a su etapa en el club de su vida, el Casademont Basket Zaragoza , y pone rumbo al todopoderoso Real Madrid que, recordemos, era el poseedor de sus derechos.

Esto, en parte, trastoca los planes del club y de Cargol, pero no se puede decir que les haya pillado por sorpresa. En una emotiva carta, Carlos Alocén se despide del club que le ha visto crecer y les desea los mejores éxitos deportivos e institucionales:

Hola, ‘marea roja’

Han pasado varios años desde que comencé a botar una pelota naranja hasta este momento en que os escribo. Nunca pensé, sinceramente, que estaría ante un teclado para explicaros tantas emociones. Es complicado, pero allá voy.

Era un enano cuando al lado de mi casa, en el colegio Compañía de María, empecé a jugar al deporte que hoy quiero y disfruto con la misma ilusión de entonces. En ese patio aprendí lo mejor del baloncesto, a disfrutar de los pequeños momentos y a conocer sus valores. En esta corta etapa de mi vida tuve la suerte de conocer a grandísimos amigos con los que hoy comparto mi día a día, a entrenadores, profesores y mucho más. Fue una etapa más corta de lo que me hubiera gustado pero la siguiente iba a ser también muy especial. 

Apareció Basket Zaragoza y me dio la oportunidad de poder jugar en la cantera del club al que yo admiraba desde la grada. Fueron seis años increíbles, en los que tuve la suerte de coincidir con gente estupenda desde que tenía 11 años hasta que, con 17, terminó mi etapa de formación. A partir de ahí, he tenido la suerte de vivir quizás los dos mejores años de mi vida.

Esto ha sido así gracias a mucha gente. Difícil nombrarlos a todos sin olvidar a nadie. Primero a quienes me dieron la oportunidad de dar ese paso tan grande y que apostaron tan fuerte por mí, dirección deportiva y también, por supuesto, al presidente Reynaldo Benito.

Al staff técnico con quienes personalmente he pasado muchas horas trabajando esas pequeñas cosas para mejorar. Dentro de este equipo incluyó a preparadores físicos, fisios, médicos, nutricionista, jefe de prensa y a toda la gente de la oficina. Sin olvidarme, por supuesto, del delegado. 

Quiero mencionar especialmente a Porfi por darme ese empujón que necesitaba, por exigirme cada día y por no dejar que me conformara. Siempre diré que mi carrera como jugador profesional empezó con el mejor entrenador posible.

A los compañeros que he tenido tanto este año como el anterior. De todos ellos me llevo grandes personas y grandes amigos. Hemos vivido momentos realmente bonitos en estos dos años, cosas que incluso ninguno se podría haber imaginado.

Dentro de todas estas personas he tenido la suerte siempre de estar rodeado de un entorno increíble con el que he podido hablar y sentirme querido como el que más. En este entorno por supuesto incluyó a toda mi familia, amigos y a mi representante, quien ya forma parte de esta familia.

Y todo esto también ha sido gracias a vosotros, la afición, ‘marea roja’. Habéis sufrido como los que más pero también habéis disfrutado cuando os sentíais orgullosos de quienes representaban a Zaragoza.

Se me hace imposible agradeceros todo lo que habéis hecho por mí en una carta. Me he sentido querido, apoyado y protegido en los peores momentos. Y todo eso es gracias a vosotros. Es complicado expresar el sentimiento de un chaval jugando delante de 10.000 personas que te aplauden, que se levantan y se dejan todo en la grada para que tú también lo hagas en la pista. Es sencillamente imposible agradeceros todo lo que nos habéis dado como equipo y a mí personalmente. Ahí también quiero incluir a los medios de comunicación, pues siempre habéis puesto vuestro granito de arena en este trayecto, con vuestro respeto y apoyo.

Por eso nunca me despediré del todo de vosotros, al igual que nunca lo haré de mi ciudad, de Zaragoza. Porque nunca podré despedirme de mis raíces, de donde yo soy y donde he crecido y madurado a lo largo de mi vida. Zaragoza me lo ha dado todo y vosotros también.

Siempre estaré eternamente agradecido por la suerte que he tenido de ser de donde soy y de empezar mi carrera donde la he empezado.

Por eso nunca me cansaré de decir: “GRACIAS, ZARAGOZA”.

Un sorteo afable

En estricto orden temporal de las cosas, hoy se ha conocido también el grupo en el que estará encorsetado Casademont Zaragoza de cara a la edición 20-21 de la Basketball Champions League. Un sorteo del que Casademont Zaragoza sale bien parado -o, a priori, eso parece- porque, de momento, evita a los equipos más potentes de la competición. Eso sí, lo que no evita es algún que otro largo viaje que seguro que trastoca el trabajo intersemanal mientras se dispute la BCL. Así pues, Casademont Zaragoza está ubicado en el Grupo B junto con los siguientes equipos:

  • ERA Nymburk checo.
  • Dijon francés.
  • Falco Szombathely húngaro.
  • Start Lublin polaco.
  • Nizhny Novgorod ruso.
  • Tofas Burso turco.
  • Y uno de los siguientes rivales y que ha de salir de las rondas previas: Iraklis griego, Groningen holandés, Dnipro ucraniano y el Keravnos chipriota.
15 de julio, 2020|Basket Zaragoza 2002, Deportes|