El desierto del Real Zaragoza

La situación se ha tornado insostenible. El Real Zaragoza lo han abandonado en un desierto por el que vaga sin rumbo ni un horizonte claro a la espera de que las instituciones -LaLiga, RFEF y CSD- tomen una decisión sobre la disputa del Playoff. Además, por si fueran ya pocos los problemas, el virus y otros factores externos azotan también el habitat interno del club.

A 1 de agosto no se sabe ni cuándo se va a disputar el Playoff de ascenso, ni cómo, ni dónde y ni siquiera se conocen todavía qué cuatro equipos lo van a componer. Tres son seguros, pero la última decisión del Comité de Competición de la RFEF, órgano que en última instancia tiene la decisión final, solo hace que añadir más dudas sobre si el sexto será el Fuenlabrada, a pesar de su partido pendiente frente al Deportivo, o el Elche. La negativa del propio comité a conceder una cautelar, dando así por perdido el partido a los madrileños y siendo el Elche equipo de Playoff, abre ahora un horizonte gris donde no se atisba una solución a corto plazo cuando, precisamente, lo que no sobra es tiempo.

La sombra de la siguiente temporada acecha poderosamente, y puede llegar a darse la paradoja de que algunos equipos comiencen sus pretemporadas y haya otros -los que han de disputar las eliminatorias finales- que no conozcan todavía en qué categoría van a competir en el curso futbolístico 2020-2021. Sin embargo, la primera propuesta de la RFEF en todo este entuerto -todavía no se había mencionado oficialmente hasta el día de ayer- se aleja bastante de resolver el problema de la parte alta de la tabla y opta por proponer una liga de 24 equipos, salvando así a Deportivo y Numancia, y priorizando claramente las dudas -existentes o no- en los descensos. Una propuesta, por cierto, que tendrán que validar tanto LaLiga como CSD y de la que algunos de los otros equipos que acompañan en esta travesía por el desierto al Real Zaragoza, como el Elche, ya han mostrado su disconformidad.

Pero es que los problemas, por si fueran pocos, no quedan ahí. Ni mucho menos. El prolongado retraso en la disputa de las eliminatorias por el ascenso no ha tardado en traducirse en dificultades contractuales en lo que a jugadores cedidos se refiere. Y ahí, haciendo fiel reflejo al guion de esta temporada, el máximo perjudicado vuelve a ser el Real Zaragoza, que pierde a su máximo artillero, el delantero colombiano Luis Suárez, puesto que su equipo de procedencia, el Watford inglés, se niega a prorrogar su contrato de cesión más allá del 5 de agosto. El club maño pierde de golpe 19 goles y uno de los principales baluartes que le han hecho pelear por el ascenso directo hasta el final y que desde luego le han hecho llegar hasta este Playoff.

Como era de esperar, y siguiendo las posturas adoptadas por varios clubes en las semanas anteriores, el Real Zaragoza mostraba su profundo malestar con la situación a través de un comunicado -esta vez en formato audiovisual- de su presidente Christian Lapetra. “Hasta el momento nos hemos mostrado respetuosos con las reglas adoptadas para la vuelta del fútbol, pero las noticias que hemos conocido en las últimas horas -la baja de Luis Suárez- suponen un atentado contra la integridad de la competición y consideramos que el Zaragoza hoy se ve ya perjudicado al no haberse tomado todavía las medidas necesarias para garantizar la finalización de la competición en igualdad de condiciones y con garantías“, afirmaba el presidente del club. Asimismo, el propio Lapetra aseguraba que el club quiere ganarse el ascenso en el Playoff, pero con la garantía de que toda la plantilla que le ha traído hasta aquí pueda hacerlo y que, de no cumplirse esto último, la competición estará “adulterada” y el Zaragoza, obviamente, “adoptará las medidas que considere oportunas”.

Por último, y no con menos importancia, el COVID-19 también ha trastocado la hoja de ruta del Real Zaragoza en lo que a lo puramente deportivo se refiere. Tras superar hasta dos pruebas PCR, a excepción del positivo conocido este miércoles, el equipo se dispone ahora a volver a los entrenamiento a partir de este domingo. Eso sí, unas sesiones que se alejan de lo cotidiano en un club profesional de fútbol, puesto que se harán de forma individual primero y más tarde, con el paso de la semana, en grupos reducidos. Así hasta el viernes 7 de agosto como mínimo, que será cuando la plantilla, no sin antes arrojar un nuevo negativo en los test del coronavirus, se pueda entrenar de formar grupal para afrontar los Playoff en caso de que se celebren. Algo que, por lo contado en estas líneas atrás, parece todavía lejano.

1 de agosto, 2020|Primera Categoria, Real Zaragoza|